Sillas para coche de bebe (grupo 0, 0+, 1, 2, 3)

Todos los accidentes de tráfico con victimas y heridos son noticias que nos causan tristeza y dolor y si entre ellos hay niños se nos encoge el corazón de pensar en esas personitas fallecidas o heridas de gravedad.

El pasado año, 2.019, perdieron la vida en las carreteras 1.830 personas de las cuales 35 fueron menores de edad, el número de niños que fallecen al año en Europa es de unos 700, escalofriante. Actualmente la utilización de SRI ( Sistemas de Retención Infantil ) en España está entre un 92 % y 95 % y la verdad es que debería de ser del 100 %, hemos de pensar que la reducción de consecuencias mortales en caso de accidente para los niños está entre el 50 % y el 75 % y la de lesiones graves sube hasta el 90 % por tanto debemos de considerar clave la utilización de SRI para los pequeños.

Dependiendo del tipo de vía el riesgo de sufrir accidentes de tráfico varia en función de cual sea, estadísticamente se sabe que el mayor número de accidentes suceden en las carreteras convencionales o secundarias, le siguen las autopistas y/o autovías y por último las vías urbanas.

Sabemos que las sillas de coches son caras y además están gravadas con el IVA al 21 % pues se considera artículo de lujo, existen varias asociaciones, entre ellas el RACE, que están insistiendo en reclamar el IVA mínimo para facilitar que ningún niño viaje sin SRI por culpa del coste elevado pero mientras llega ese cambio del impuesto hemos de concienciarnos que la vida de nuestro hijo es mucho más importante que llevar el último juego de ruedas y llantas en nuestro vehículo y por tanto la compra de la sillita debería ser un prioridad absoluta cuando necesitamos llevar a los pequeños en el coche y no escatimar en gastos en comprarla procurando siempre que se trate de un SRI homologado para tener la certeza que va a cumplir con la normativa vigente y el grado de protección va a ser el máximo, no caigamos en el grave error de adquirir una silla para coche que no está homologada por el mero echo de ahorrarnos algunos euros.

Sillas para Coche para bebés y menores

Existen varios grupos de Sistemas de Retención Infantiles en función de su peso, dentro de los grupos nos podemos encontrar con dos tipos de sillitas: 

Específicas: Óptimas para su utilización frecuente, para un uso cotidiano y están indicadas para un determinado grupo de peso. Su utilización se concreta para un periodo de tiempo más breve y garantizan la seguridad y el confort del niño al máximo.

Polivalentes o Multigrupo: Se llaman así porque pueden ser utilizadas para dos o más grupos de peso. Son recomendadas para un uso poco frecuente porque si bien mantienen las características de seguridad, deben adaptarse al niño en diferentes edades y con pesos y complexiones distintas.

Silla coche grupo 0 y 0+

Silla de coche para bebe. Desde el nacimiento hasta los 10Kg. siendo la edad aproximada hasta los 12 meses.

Silla Coche Grupo 1

Sillas para coche grupo 1. Niños de 9 a 18 Kg. siendo la edad aproximada desde los 8 meses hasta los 4 años.

Silla Coche Grupo 2

Silla para coche grupo 2. Niños de 15 a 25 Kg. siendo la edad aproximada desde los 3 años hasta los 6.

Silla Coche Grupo 3

Silla Coche Grupo 3. Niños de 22 a 36 Kg. siendo la edad aproximada desde los 5 hasta los 12 años.

Elevador para coche

Elevador para coche

La silla para coche más vendida de Julio del 2020

Se trata de la silla de coche con mejores valoraciones de Amazon hasta la fecha, a día de hoy roza las 2000 valoraciones positivas. Se trata de una silla para coche de grupo 1, 2 y 3. Es decir, desde los 9 meses hasta los 12 años y 36kg. Cuenta con la homologación pertinente, 4 colores distintos y además es una de las sillas para coche más baratas del mercado. Con tantísimas valoraciones y a este precio, podríamos estar hablando de la mejor silla para coche en relación calidad-precio.

Qué es un Asiento de Coche de Bebé?

Una silla de coche para niños, se conoce como SRI que significa Sistema de Retención Infantil según lo describe el Reglamento nº 94 de la Comisión Económica para Europa (CEPE) de las Naciones Unidas, y otros nombres que se le dan son los de butaca de seguridad, autoasiento o silla infantil. Sea como fuere se trata del sistema de retención ideal para los niños que viajan en automóviles.

Un niño puede sufrir daños graves cuando tenemos un accidente en un coche y no es necesario ir a gran velocidad, basta sufrir un golpe a tan solo 5 Km. por hora para que un bebe, un niño pequeño salga despedido sin que podamos impedirlo por nosotros mismos y pueda sufrir daño físico, una simple frenada brusca puede suponerle un serio problema al pequeño.

El asiento de coche para bebé o niño debe estar homologado según la normativa vigente además de haber sido instalado de forma correcta de lo contrario el niño puede salir despedido por la brusca deceleración y golpearse con el parabrisas u otras partes duras del coche.

La sillita de coche nos asegura la sujeción del niño, su protección y una mejor retención en caso de accidente o frenazo brusco, y le permite tener la mejor posición en el coche durante el viaje.

El cinturón de seguridad del coche no es adecuado y seguro para un niño, ha sido diseñado para un pasajero adulto.

Silla de Coche Normativa

En el artículo 117 del Reglamento General de Circulación se recoge la normativa para llevar a los niños correctamente en un coche y en referencia a ellos dice:

Los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 centímetros deberán utilizar sistemas de retención infantil.

En vehículos de más de nueve plazas, los ocupantes de estatura igual o inferior a 135 centímetros de tres o más años deberán utilizar sistemas de retención infantil homologados debidamente adaptados a su talla y peso. Cuando no se disponga de estos sistemas utilizarán los cinturones de seguridad, siempre que sean adecuados a su talla y peso.

En vehículos de hasta nueve plazas, los ocupantes de estatura igual o inferior a 135 centímetros de tres o más años deberán utilizar sistemas de retención infantil homologados debidamente adaptados a su talla y peso.

Los menores deberán situarse en los asientos traseros. Podrán ocupar el asiento delantero, siempre que utilicen sistemas de retención infantil homologados debidamente adaptados a su talla y peso, en los siguientes casos y de forma excepcional:

  1. Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros.
  2. Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 centímetros.
  3. Cuando no sea posible instalar en dichos asientos todos los sistemas de retención infantil. En caso de que ocupen los asientos delanteros y el vehículo disponga de airbag frontal, únicamente podrán utilizar sistemas de retención orientados hacia atrás si el airbag ha sido desactivado.
  4. Los sistemas de retención infantil se instalarán en el vehículo siempre de acuerdo con las instrucciones que haya facilitado su fabricante a través de un manual, folleto o publicación electrónica. Las instrucciones indicarán de qué forma y en qué tipo de vehículos se pueden utilizar de forma segura.
  5. La falta de instalación y la no utilización de los cinturones de seguridad y otros sistemas de retención infantil homologados tendrá la consideración de infracción grave o muy grave, conforme a lo establecido en el artículo 65, apartados 4.h) y 5.ll), respectivamente, del texto articulado.

Resumen de la normativa para sillas de coche

Menores de 12 años en asientos delanteros :Queda prohibido circular con menores de 12 años situados en los asientos delanteros del vehículo, salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto.

Menores de 12 años en asientos traseros :Los menores de 12 años cuya estatura no alcance los 1,35m, deberán utilizar obligatoriamente un dispositivo de retención adaptado a su talla y peso.

Menores de 12 años de estatura igual o superior a 1,35m en asientos delanteros:Excepcionalmente, cuando su estatura sea igual o superior a 1,35 m, los menores de 12 años podrán utilizar el cinturón de seguridad para adultos de que estén dotados los asientos.

Menores de 12 años de estatura igual o superior a 1,35m en asientos traseros:Se podrá utilizar indistintamente un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y peso o el cinturón de seguridad para adultos.

En todos los casos la responsabilidad recae sobre el conductor.

Recomendaciones de la DGT sobre sillas para el coche

No llevar nunca al niño en brazos, ni suelto, siempre con sus SRI ( Sistema de Retención Infantil ) . No compartir el cinturón del adulto con el menor porque sería aplastado.

La velocidad máxima a la que un adulto es capaz de impedir que un niño salga lanzado hacia delante en caso de impacto, es solo de 5 km/h.

El niño debe ocupar los asientos traseros del coche. Si excepcionalmente utiliza el asiento de copiloto, debe desconectar siempre el airbag.

No bajar la guardia en los trayectos cortos. En los trayectos de casa al cole es donde se acumulan el mayor número de conductas de riesgo.

Los arneses o el cinturón no deberán ir retorcidos, ni holgados ni doblados.

El Sistema de retención infantil debe ir perfectamente instalado, no debe moverse y la mejor opción es el anclaje mediante el sistema Isofix, del que ya disponen muchos vehículos. 

Instalación de sillas para coche

Existen dos tipos de sistemas de instalación de SRI en los vehículos, o con los cinturones de seguridad, sistema que requiere de mayor atención en su montaje, o bien con el sistema ISOFIX.

ISOFIX es un estándar ISO, el número 13216 para sistemas de sujeción de sillas infantiles de seguridad. Antes de la adquisición del SRI hemos de saber si nuestro coche va equipado con este sistema de anclaje ( podemos decir sin miedo a equivocarnos que prácticamente todos los vehículos actuales lo llevan ), es un estandar que define los puntos de anclaje y permiten el montaje de la sillita de forma rápida y segura ya que los puntos de sujeción son rígidos y estos van soldados o atornillados a la misma carrocería del vehículo teniendo en cuenta los correspondientes enganches para la sillita del niño con lo que la posibilidad de error en la instalación queda muy reducida.

Instalación en sentido contrario a la marcha:

  • Es cuando colocamos la sillita en sentido contrario a la marcha del coche, tiene la ventaja de que la propia estructura rígida del respaldo de la silla hace de soporte para la cabeza y cuello del niño sobre todo en un impacto frontal lo que impide en gran medida la típica lesión por latigazo cervical.
  • Debemos llevar a los niños así hasta los 15 meses aunque se recomienda hacerlo hasta los 4 años.
  • La plaza más segura para llevar al niño es el asiento central.
  • Según estadísticas publicadas por la DGT en 2016, las lesiones en la zona del cuello, cabeza y torax son la causa de un 70 % de las victimas en accidentes de tráfico.
  • Si la instalación la hacemos en el asiento del copiloto (por una de las excepciones contempladas en la normativa ), es muy importante desconectar el airbag ( es obligatorio ) ya que de no hacerlo podría suponer un serio problema en caso de impacto frontal.
Este sitio usa cookies para que tengas la mejor experiencia en nuestra web. Leer más